¿Cómo evitar lesiones deportivas?

Son muy frecuentes las lesiones en el deporte y esto independientemente de si eres un profesional o no, las personas están expuestas a tener algún accidente que puede involucrar la visita al médico o hasta en algunos casos una cirugía. Por eso es necesario que al momento de hacer ejercicio siempre se haga con el cuidado necesario ya que un movimiento en falso puede provocar heridas que dañen a corto o a largo plazo alguna parte del cuerpo. Existen tres tipos de lesiones: por contacto (provocada por otra persona), autoagresión (la misma persona se lesiona) y por sobrecarga (exceso de trabajo); estas categorías suelen presentarse comúnmente en aquellos individuos que realizan deportes profesionales.

Para evitar las lesiones es necesario que antes de que la persona se dedique al deporte profesional debe de realizarse un estudio médico general y específico donde se podrá evaluar la condición del sujeto y qué tanta resistencia tiene al realizar algunos circuitos de entrenamiento. Se recomienda que este tipo de análisis se hagan periódicamente para llevar un seguimiento o un historial del atleta. Si la persona ya había sufrido de una lesión, el seguimiento y la observación son esenciales para ver la evolución de dicha herida.

Por otro lado, para evitar accidentes se debe de llevar a cabo calentamientos acordes a las necesidades que exige el deporte y a las capacidades del mismo deportista. Un correcto calentamiento permitirá prevenir esguinces, torceduras y desgarres de los músculos o ligamentos. Los movimientos que se realizan en este proceso preparan al cuerpo para distintas actividades que va a realizar, adaptándose poco a poco al ejercicio. En muchas ocasiones, después de ejercitarse, se vuelven a realizar calentamientos y estiramientos para relajar el cuerpo. Este tipo de ejercicios y actividades pueden optimizar considerablemente la actividad física y la movilidad del individuo.

Al igual, la práctica segura del entrenamiento y de la preparación física permitirá que los atletas no sufran ningún accidente ya que la mayoría de los inconvenientes surgen en este proceso, por una mala preparación. Si el sujeto se va a dedicar a un deporte en específico es necesario que tenga un entrenamiento especial para evitar traumatismos; también es importante que se hagan descansos en el transcurso del ejercicio para evitar la fatiga corporal que puede traer como consecuencia su desgaste, posibilitando el hecho de presentar lesiones. Otro aspecto a considerar es que, si se emplean instrumentos, deben de usarse de la forma adecuada, al igual que el calzado y la ropa.

Existen ciertos deportes en los cuales es más factible la aparición de un trauma, como, por ejemplo: boxeo, lucha, baloncesto, motociclismo, entre otros… por eso es vital que el atleta cuente con un equipo de especialistas que lo puedan asesorar y guiar para que tenga un entrenamiento acorde. Debe de contar con médicos que lo auxilien al instante al momento de que un accidente (médico general, radiólogos Tijuana y fisioterapeutas). Y por obvias razones, un nutriólogo que lleve su expediente nutricional para que le informe acerca de qué alimentos son aptos.